Receta vegetariana: coliflor guisada

Hay alimentos cuya reputación no está en absoluto a la altura de sus bondades nutricionales y culinarias. Si hiciéramos una encuesta a pie de calle, casi con total seguridad la coliflor aparecería en el top 5 de los alimentos más denostados. Que si ese sabor, que si huele fatal al cocer, que si los gases, que si siempre es lo mismo… De todas estas quejas recurrentes entre quienes no valoran la coliflor como debieran, recojo la última porque creo que es cierto que en casa (de los restaurantes, ni hablamos) no nos esforzamos mucho por sacarle partido, cuando resulta que la coliflor es un compendio de virtudes: alto contenido en antioxidantes, fibra y nutrientes esenciales, producción nacional, precio asequible y muchas posibilidades en la cocina.

Sí, se puede ir más allá de la coliflor con bechamel gratinada en el horno, y no, no hace falta rebuscar recetas sofisticadas para disfrutarla. Esta receta de coliflor guisada lo demuestra.

Receta de coliflor guisada

La coliflor guisada es un plato humilde y de ingredientes sencillos que solo he comido en casa familiar y ahora en la mía propia, donde celebro este plato como si hubiera fiesta porque me encanta. Tiene un único ingrediente principal, y cuatro cosas que siempre tenemos en casa que son más que suficientes para hacer un plato muy rico: ajo, un chusco de pan, azafrán, harina y huevo. La base de todo esto es hacer un guiso a partir de la coliflor rebozada, lo que entraña un riesgo que hay que tener en cuenta, que te comas la coliflor una vez rebozada y frita porque así, sin más, está simplemente deliciosa. Pero seamos ambiciosos y completemos la misión. Vamos por partes.

Ingredientes

  • 1 coliflor de 1,5 kg aprox.
  • 3-4 dientes de ajo enteros
  • Harina y huevo para rebozar
  • Un trozo de pan pequeño
  • Media cebolla grande o una cebolla pequeña
  • Sal
  • Aceite para freír
  • 1 huevo para cocer (opcional)

recetas de coliflor para niñosPara hacer esta receta de coliflor guisada lo primero que necesitamos es cortar la coliflor en ramilletes y hervirla para que quede tierna pero sin deshacerse. Será más rápido y más sabroso si lo haces al vapor pero, lo hagas como lo hagas, conserva el agua que utilices. Deja que se temple para que puedas manejarla mejor, añade sal y rebózala en harina y huevo para freírla a continuación. Ten en cuenta que la coliflor ya está cocinada, así que vigila la fritura para que sacarla de la sartén en cuanto esté dorada, no necesita más. Déjala sobre papel de cocina para absorber el posible exceso de aceite y resérvala.

Coliflor y niños, una pista interesante

Advertencia y una pista. Es muy razonable que quieras probar la coliflor ya rebozada y frita para comprobar el punto de sal. En este momento, te darás cuenta de que la coliflor, así como la tienes en este momento, está riquísima y podrías comerte el plato entero. Pero si te dejas llevar, te quedas sin coliflor guisada y te perderás otra gran experiencia, así que aguanta la tentación y planifica hacer coliflor rebozada para cenar otro día. Dicho esto, aquí también hay una enseñanza, si tienes niños y/o adultos rebeldes que se resisten a la coliflor, esta forma de hacerla seguramente derribará muchas barreras.

El secreto está en el majado

Ahora es el momento de preparar un majado muy sencillo que será la base de la transformación de la coliflor en un guisito de lo más gustoso. Da un golpe a los dientes de ajo y fríelos enteros y sin pelar, junto a la cebolla picada y el trozo de pan. Puedes utilizar la misma sartén y aceite que empleaste para rebozar la coliflor y, si es suficientemente amplia, añadirlo todo a la vez, con la precaución de ir sacando cada cosa a medida que se haga. Lo primero que quedará frito y tendrás que retirar será el pan, seguido de la cebolla y los ajos. Que la cebolla esté dorada, no negra, y los ajos estén un poco hechos pero aún tiernos.

coliflor guisadaPonlo todo, el pan, la cebolla y los ajos fritos sin la piel, en un mortero junto a parte del agua de la cocción y algo de sal y muélelo a mano. También puedes pasarlo ligeramente por la batidora y, si te hace falta, añadir más líquido para que sea más fácil de batir. Pero recuerda que buscamos un simple majado, no es necesario que quede superfino.

Coloca la coliflor rebozada en una olla y añade el majado de pan, cebolla y ajos fritos, así como el resto del agua de la cocción de la coliflor. Si no llega justo para cubrir toda la coliflor, añade más agua hasta que lo haga. Ponlo a cocer todo junto unos 15 o 20 minutos y rectifica la sal. Puedes añadir la yema de un huevo duro para ayudar a espesar el caldo y trocear la clara para añadirlo al guiso. De esta forma, esta receta de coliflor guisada se convierte en una estupenda opción vegetariana.

Puedes transformar esta receta de coliflor guisada en una receta vegana prescindiendo del huevo duro del final y sustituyendo el rebozado tradicional por un batido de harina de garbanzos y agua por el que pasar la coliflor antes de freírla.

Podrás encontrar otra receta vegana, la de las migas portuguesas, en este blog.

Compártenos en redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

5 respuestas

  1. Hola!,

    Me encanta la coliflor y necesitaba abrir horizontes. Magnífica receta, fácil de preparar y mejor de degustar. He disfrutado plenamente de este delicioso guiso.

    Gracias y Saludos!

  2. Hola! Me parecen recetas muy tops para darle la vuelta a un ingrediente que los peques suelen percibir como aburrido. Además de comer sano se puede comer de diferentes formas. Ha quedado demostrado con este artículo. ¡Enhorabuena por el artículo!

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

delantal de Cocina Canela
Cocina Canela vuelve a tu casa
Hemos pasado los últimos meses dándote ideas para cocinar a través de nuestro blog y las redes sociales. Y trabajando en nuevas recetas para nuestros cursos de cocina a domicilio.
Por fin podemos volver a vernos, a cocinar juntos y vivir fantásticas experiencias en torno a la comida.
 
Y para celebrarlo, tenemos un 20% de descuento en tu próxima actividad con Cocina Canela. Infórmate ya sobre nuestros cursos, eventos y experiencias gastronómicas y vuelve a disfrutar de la cocina.
¡Cancelación temporal de cursos y actividades!

Hola a todos.

Ante las dificultades que el actual escenario de pandemia nos plantea a la hora de desarrollar tanto nuestras clases de cocina como el resto de actividades, en Cocina Canela hemos decidido dar un paso a un lado y cancelar por ahora todo nuestro programa.

Seguiremos investigando, desarrollando ideas y, por supuesto, cocinando. Y confiamos en que lleguen tiempos mejores en que podamos compartirlo todo con vosotros.

Mientras eso llega, seguís teniendo el blog de Cocina Canela a vuestra disposición. Aquí encontraréis recetas e información interesante para todos aquellos que, como nosotros, disfrutáis del placer y los beneficios de cocinar en casa.