Pastel de carne y legumbres, para comer bien después de hacer deporte

Si haces deporte con regularidad, sabes a lo que me refiero: cuando llegas a casa después de una sesión intensa, puedes comerte casi cualquier cosa que te pongan por delante. El hambre intensa es la respuesta natural de nuestro cuerpo gasto energético que hemos llevado a cabo. Es la señal que nos permitirá recuperar la homeostasis, el equilibrio interno que garantiza el comportamiento adecuado de nuestro organismo en todas sus funciones. Una buena porción de este contundente pastel de carne y legumbres te va a devolver la energía que has gastado, te ayudará a recuperarte antes de la fatiga y te proporcionará una buena cantidad de proteínas para recuperarte del desgaste.

Esta receta de pastel de carne con legumbres tiene tres estupendas virtudes: las técnicas para elaborar el plato son bastante sencillas, puedes personalizar la receta con otros ingredientes que te gusten más (otra carne, distintas especias, tus legumbres preferidas…), y queda deliciosa, sea cual sea la combinación que hayas elegido. Y con una ensalada verde para acompañar, tienes un menú muy completo de esos que gustan a todo el mundo, hagan o no deporte.

Ingredientes

Para el interior de carne y legumbres del pastelpastel_carne_legumbres2

  • 250 g de carne de ternera picada.
  • 500 g de legumbres cocidas (hemos usado una mezcla de judías y guisantes secos, elige tus preferidas).
  • 50 g de granos de cebada cocidos (es opcional, puedes ponerlos o no, o escoger otro cereal que te guste).
  • Un pimiento italiano verde y medio pimiento rojo.
  • Una cebolla grande.
  • Dos dientes de ajo.
  • 400 g de tomate triturado de lata o dos tomates grandes muy maduros rallados.
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • 1 cucharadita de orégano seco.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • Una pimienta de cayena (opcional, no la pongas si no te gusta el toque picante).
  • Sal y pimienta.

Para la cobertura de patata

  • Tres patatas grandes.
  • El agua de cocer las patatas.
  • Un chorro de aceite de oliva o un dado grande de mantequilla.
  • Sal y pimienta.

 

Comenzamos con la capa de carne y legumbres, sofriendo la cebolla, el ajo y los pimientos, todo bien picado. Cuando haya empezado a ablandarse, añade la carne picada, el cacao y las especias; remueve hasta que la carne pierda el color crudo. Ahora, pon las legumbres cocidas y dale unas vueltas a todo junto durante un par de minutos. Añade el tomate triturado y guísalo todo junto unos 15 o 20 minutos.

El cacao y las especias son el alma de este guiso, no dudes en hacer cambios si te gustan más otros sabores, pero sé generoso para que te quede bien sabroso. La suavidad del puré combinará perfectamente con el sabor potente de la carne, las legumbres y las especias.

Si te sobra carne con legumbres, o decides hacer un poco más de cantidad, podrás guardarlo para rellenar unas empanadillas o unas tortillas mexicanas… (si buscas más ideas similares, mira estas empanadas de carne argentinas). Esta parte se puede congelar perfectamente. El plato entero ya montado no quedará bien tras la congelación porque, como sabéis, las patatas y el congelador no se llevan demasiado bien.

Termina el pastel de carne y legumbres en el horno

La segunda elaboración que necesitas para este pastel de carne y legumbres es un sencillo puré de patatas. Sencillo pero importante. Un puré de patatas elaborado con la variedad adecuada (en general, las de piel roja son muy buenas para cocer), de textura sedosa y el sabor cremoso que le aportan la cantidad justa de líquido y un poco de aceite o mantequilla, es delicioso. Así que no hay que menospreciarlo.

Hacer el puré es rápido y sencillo. Puedes ir cociendo las patatas al tiempo que preparas la carne con las legumbres y tener el puré listo para cuando el guiso esté terminado.

Para montar el plato, usa una bandeja de buen tamaño y pon una capa gruesa de carne con legumbres en el fondo. Cubre con el puré de patatas (puedes usar un tenedor para decorar un poco o lucirte si lo aplicas con una manga pastelera) y mete al horno fuerte unos 15 minutos. Como el plato está totalmente cocinado, solo te hará falta el grill de la parte de arriba hasta que esté dorado a tu gusto.

Este pastel de carne con legumbres es un plato contundente y energético, muy bueno para recuperar fuerzas después del ejercicio intenso. Además, está muy rico, así que le va a gustar a todo el mundo, haga o no haga deporte, niños incluidos, cuando lo pongas en la mesa.

Compártenos en redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

delantal de Cocina Canela
Cocina Canela vuelve a tu casa
Hemos pasado los últimos meses dándote ideas para cocinar a través de nuestro blog y las redes sociales. Y trabajando en nuevas recetas para nuestros cursos de cocina a domicilio.
Por fin podemos volver a vernos, a cocinar juntos y vivir fantásticas experiencias en torno a la comida.
 
Y para celebrarlo, tenemos un 20% de descuento en tu próxima actividad con Cocina Canela. Infórmate ya sobre nuestros cursos, eventos y experiencias gastronómicas y vuelve a disfrutar de la cocina.