Pan de soda con harina de espelta

Lo que más me ha gustado siempre del pan de soda es que es así de simple desde su origen. El pan de soda no es una de esas recetas improvisadas como solución de última hora cuando se descubre que no tenemos harina de fuerza, ni levadura para hacer ese pan que teníamos planeado. Se inventó así, básico, rápido y de enorme sencillez en los ingredientes. Es un tipo de pan originario de Irlanda, un país que vivió tiempos de gran pobreza durante el siglo XIX y padeció una hambruna extrema a mediados de ese siglo, debido a una plaga que atacó los cultivos de patata, su principal medio de vida.

Parece ser que la referencia más antigua a una receta de pan de soda data de 1836. No es la misma receta de este pan de soda con harina de espelta integral, pero no habrá grandes diferencias.

Fuera dramas: sin harina de fuerza, sin amasar y sin levadura

El pan de soda es perfecto para que dejemos de quejarnos porque la harina de fuerza y la levadura han desaparecido de nuestras tiendas habituales durante esta pandemia. Se puede hacer prácticamente con cualquier harina que tengas en casa, no hay que amasar, no se fermenta y lo que se emplea como impulsor es bicarbonato de soda, eso que casi todos tenemos en casa para combatir la acidez de estómago. Personalmente, no lo he usado jamás con propósitos medicinales. Pero resulta que es un excelente sustituto de la levadura Royal de toda la vida, que también parece que está escaseando en algunos sitios estas semanas. Primera pista para anotar: si te has quedado sin Royal para bizcocho, puedes usar bicarbonato empleando la mitad de cantidad que indique la receta.

Los irlandeses querían pan y no tenían harina de calidad para panificar, ni levadura para fermentar. Sin embargo, les sobraba el suero de leche que queda como resto líquido cuando se hace mantequilla o queso. Así que con la harina sin refinar que tenían a mano, suero de leche o leche agria, bicarbonato y un poco de mantequilla, se inventaron un pan que se hace muy rápido y resulta que está muy bueno.

Para los que estéis preocupados por dónde conseguir el suero de leche, os cuento desde ya que podéis hacer vuestro pan de soda en casa sustituyéndolo por yogur. Claro que si os da por hacer vuestra propia mantequilla en casa como os contamos en esta otra entrada, no hará falta cambio alguno, porque os quedará suero listo para usar.

Ingredientespan_soda_espelta_integral

  • 300 g de harina, preferiblemente integral. La de esta receta es harina integral de espelta.
  • 50 g de copos de avena, que aportan suavidad a la miga y más nutrientes.
  • 200 g de leche.
  • 200 g de yogur o de suero de mantequilla.
  • 20 g de mantequilla.
  • 4 g de bicarbonato
  • 4 g de sal
  • 3 g de azúcar

Vas a tardar muy poco en preparar la mezcla de este pan, así que pon el horno a calentar a 200 grados para ganar tiempo.

Mezcla la harina y los copos de avena y añade la mantequilla cortada en cubos. Integra la mantequilla con la harina y la avena usando los dedos, hasta que te quede una mezcla de textura un tanto arenosa (no te alarmes, vas a tardar 3 minutos). Ponle a esta mezcla el resto de los ingredientes secos. En otro cuenco, mezcla el yogur o el suero de mantequilla y la leche. Finalmente, añade estos líquidos a la mezcla anterior y remueve hasta que tengas una masa espesa y uniforme. Esto es todo lo que tendrás que trabajar para tener tu pan de soda.

Vierte la mezcla en un molde rectangular previamente engrasado y hornea durante 50 minutos. Es recomendable poner un poco de papel de aluminio por encima los últimos 20 minutos de horneado para que el pan no quede demasiado oscuro. ¡Listo!

Variaciones sobre el pan de soda

Puedes introducir variaciones en el pan de soda para obtener sabores diferentes. A mí me gusta mucho esta versión porque es ideal para tomarla con mantequilla en el desayuno o la merienda. Pero si hubieras sido un irlandés de posibles en los tiempos duros, quizás le habrías añadido 50 gramos de pasas o ciruelas deshidratadas para tener un pan más goloso. En inglés, llaman a esta variante spotted soda bread, algo así como pan de soda moteado o manchado.

Otra variante más sofisticada es añadir cebolla muy frita y algas secas a la mezcla, así queda muy rico para tomar, por ejemplo, con ahumados o quesos cremosos.

Aquí te hemos dejado un pan de soda con harina de espelta, porque teníamos en casa, pero puedes utilizar harina de trigo común. Sí es recomendable que, al menos, un 50% de la harina sea integral, para mantener ese toque rústico de sabor y textura que es característico de este pan.

 

Compártenos en redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

2 respuestas

  1. Mañana mismo lo hago.
    Ya probé un pan de soda que hicimos en un curso en casa, que hicimos varios panes y estaban buenísimos.
    Muchas gracias🙏💕

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

delantal de Cocina Canela
Cocina Canela vuelve a tu casa
Hemos pasado los últimos meses dándote ideas para cocinar a través de nuestro blog y las redes sociales. Y trabajando en nuevas recetas para nuestros cursos de cocina a domicilio.
Por fin podemos volver a vernos, a cocinar juntos y vivir fantásticas experiencias en torno a la comida.
 
Y para celebrarlo, tenemos un 20% de descuento en tu próxima actividad con Cocina Canela. Infórmate ya sobre nuestros cursos, eventos y experiencias gastronómicas y vuelve a disfrutar de la cocina.