Migas portuguesas con espinacas y pan de maíz

Un viaje veraniego a la región portuguesa de Beira, en el centro del país, se saldó, entre otras muchas satisfacciones, con el descubrimiento de un plato fantástico, sorprendente en su sencillez y en su versatilidad que, pese a formar parte del recetario de la cocina tradicional portuguesa, reúne los requisitos básicos de la cocina mediterránea: ingredientes sencillos entre los que priman las verduras, el aceite y el ajo y nada de complicaciones en la elaboración. Rico, saludable y al alcance de todos, así son las migas portuguesas.

 

Descubriendo la cocina portuguesa

Una noche fuimos los únicos huéspedes del hotel rural en el que estábamos alojados (en una aldea minúscula) y la cocinera -la encantadora Fátima- hizo la cena solo para nosotros. En la mesa aparecieron una ensalada abundante y variada, un pollo estofado con patatas que nos supo delicioso (otro día habrá que hablar de por qué los portugueses consiguen que las patatas cocidas sean siempre un manjar) y un plato en el que destacaba una verdura salteada de color verde intenso. Por supuesto, pregunté de qué se trataba. “Migas”, contestó Fátima. Por supuesto, poco que ver con el concepto que tenemos de las migas en España, en las que, a pesar de las variedades regionales, el pan es el verdadero protagonista.

migas portuguesas caseras

Fátima nos explicó que esas migas son un plato muy habitual en las casas portuguesas. Las hacen con berza, a la que llaman “col galega” o “col serrana” y pan de maíz, que no es difícil de encontrar en las panaderías de nuestros amigos portugueses, especialmente al norte del país. Seguramente, si eres gallego o asturiano, todo esto te resultará más que familiar.

Tras confirmar al comerlas las buenas impresiones que transmitía el plato, allí mismo tomé la decisión de hacer migas portuguesas al volver a casa. Y aquí estamos. Lo que sigue es una versión adaptada al hecho de que la berza no es demasiado fácil de encontrar por Madrid, así que hemos usado espinacas. Tampoco abunda el pan de maíz, pero en Cocina Canela somos panarras por devoción, así que lo hemos hecho en casa. Compartiremos recetas de pan casero en el futuro.

Si hacer pan en casa todavía no está entre vuestros hábitos y no encontráis pan de maíz, se puede utilizar cualquier otro pan asentado que tengáis a mano. Obviamente, cuanto mejor sea el pan, más rico quedará el plato. Os recomiendo vivamente que sea un pan de miga densa que al empaparse en aceite y los jugos de la verdura aportará un sabor y una textura estupendos.

 

Receta de migas portuguesas

receta migas portuguesas

Ingredientes

  • 500 gr de espinacas crudas.
  • 150 gr de pan de maíz (o del tipo que tengáis a mano) cortado en dados pequeños.
  • 3 dientes de ajo.
  • Aceite, una cantidad generosa pero sin pasarnos.
  • Sal.

Preparación

Pica las espinacas en juliana fina y resérvalas. Corta los tres dientes de ajo en láminas y sofríelos en aceite sin que se doren demasiado para que no acaben tostándose en exceso. Apártalos también. En el mismo aceite, fríe los dados de pan. Procura que el fuego esté fuerte para que se pongan crujientes, pero vigila para que no se quemen. Cuando estén, apártalos.

En lo que te haya quedado de aceite, que no será mucho, añade las espinacas cortadas y sofríe moviendo de vez en cuando. Al principio, soltarán humedad que poco a poco se irá secando. Cuando aún no estén hechas del todo, añade los ajos y el pan que ya has frito, ponle sal a tu gusto y dale unas vueltas a todo junto durante unos minutos.

Quedarán más o menos sueltas en función de cuanto tiempo las tengas en la sartén y de cuánto tiempo hayas frito el pan aparte. A mí me gusta que queden más húmedas y un pelín apelotonadas, pero adaptadlo a vuestras preferencias. Como casi siempre en las cosas del comer, no hay prácticamente ninguna regla que no se pueda romper.

Este plato portugués por sí mismo te resuelve una cena y es un buen ejemplo de cocina vegana. Pero también es estupendo acompañando unos huevos fritos, pescados a la plancha o una carne estofada.

Compártenos en redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

4 respuestas

  1. ¡Me apunto a este plato delicioso! Portugal es un país maravilloso que te hace sentir como en casa con sus gentes y su gastronomía (este verano lo he comprobado visitando el Alentejo) y soy fan de los platos con pocos ingredientes, como éste, sencillos y a la vez sabrosos.
    Otra receta con espinacas que elaboramos mucho en casa tiene el mismo comienzo con el sofrito de ajos, continúa con el de las espinacas y después se añade una manzana en trocitos pequeños. Rehogado todo, se añade un huevo como para elaborar un revuelto.
    ¡Buen provecho!

    1. Yo también soy fan de los platos con pocos ingredientes, me parece que es como mejor se aprecia lo que aporta cada ingrediente y se consiguen mejores armonías. Me apunto lo de la manzana y el huevo.

  2. ¡Qué gran idea lo de las migas portuguesas! Me pareció una receta sencilla y saludable, así que me puse manos a la obra. La única dificultad consistió en conseguir pan de maíz. Como no lo pude encontrar de forma sencilla lo sustituí por un colón, que es el pan de miga más consistente que se me ocurrió. Por lo demás, seguí la receta y quedó una cena estupenda, acompañando las migas con un huevo frito y un poco de queso.
    Tan sencillo como parece y tan rico como suena.
    ¡Gracias por la receta!

    1. Totalmente de acuerdo en que este plato pide a gritos un huevo frito. O un trozo de butifarra fresca de buena calidad. Gracias a ti por compartir la experiencia y por la muy buena pista de utilizar el colón como pan alternativo. Cocinar sencillo y rico tiene mucho más que ver con saber aprovechar los ingredientes que tenemos a mano que con obsesionarse con seguir una receta al pie de la letra, ¡bien hecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

delantal de Cocina Canela
Cocina Canela vuelve a tu casa
Hemos pasado los últimos meses dándote ideas para cocinar a través de nuestro blog y las redes sociales. Y trabajando en nuevas recetas para nuestros cursos de cocina a domicilio.
Por fin podemos volver a vernos, a cocinar juntos y vivir fantásticas experiencias en torno a la comida.
 
Y para celebrarlo, tenemos un 20% de descuento en tu próxima actividad con Cocina Canela. Infórmate ya sobre nuestros cursos, eventos y experiencias gastronómicas y vuelve a disfrutar de la cocina.