3 pistas para comer el mejor Roscón de Reyes

Estamos en Navidad no porque lo diga el calendario, sino porque lo hacen la publicidad, los lineales de los supermercados, la selección de películas de sobremesa de las cadenas de TV en abierto y otros tantos estímulos que recibimos pongamos un pie en la calle o no salgamos de casa. Y en Navidad se come Roscón de Reyes, y si esta no es tu costumbre deberías adoptarla cuanto antes. Eso sí, somos partidarios de comer Roscón de Reyes en condiciones, por eso aquí dejamos tres pistas para comer el mejor Roscón de Reyes posible.

Para comer el mejor Roscón de Reyes hace falta, en primer lugar, tener claras algunas ideas sobre lo que es importante tener en cuenta en este bollo de masa enriquecida y lo que es prescindible.

Como sabéis, para hacer el roscón partimos de una masa tipo brioche, en la que se mezclan harina, mantequilla, huevo y azúcar. El toque distintivo lo dan su forma de rosca grande, el agua de azahar, la rayadura de cítricos y esos acabados inconfundibles con frutos secos o fruta escarchada.

Un poco de historia del Roscón de Reyes

Por lo que cuentan quienes han investigado con profundidad sobre el origen del Roscón de Reyes, lo que hoy comemos con este nombre tiene su origen en los Saturnales, una fiesta pagana romana que celebraba que ya había pasado el solsticio de invierno y, por tanto, los días empezaban a alargarse. En esta fiesta se celebraba un banquete público tan popular que hasta los esclavos podían participar y allí se servía una torta elaborada con frutos secos, dátiles, miel…, nada ligero.

roscon_reyes_formadoMuchos avatares se fueron sucediendo hasta la versión que comemos ahora, que sigue siendo el postre emblemático de la Navidad española, aunque tenga que compartir alabanzas cada vez con más frecuencia con bollos llegados de otras tradiciones, como el pannetonne italiano. Lo que sí parece más o menos claro, es que Felipe V y sus afrancesadas costumbres tuvieron un papel importante en el formato y tradición que hoy seguimos con el Roscón de Reyes, que tiene un pariente en el galette des rois del país vecino. No obstante, su formato y composición son bastante diferentes.

A mí me gusta mucho el Roscón de Reyes cuando está bien hecho y no me creo mucho los rankings que todos los años presentan listas de los supuestos “mejores Roscón de Reyes”. Hay muchos que están bien hechos y muy ricos, para gustos los colores. En no pocas ocasiones, también es cierto, sus precios son disuasorios. Y también los hay que son un verdadero horror, particularmente los que se venden en muchos supermercados. Al revés que en los sitios más finos, aquí los precios pueden ser tan bajos que levantan sospechas desde lejos.

Criterios para comer un buen Roscón de Reyes

Ante la abundante oferta que tenemos estos días en uno y otro tipo de establecimientos, te dejamos tres pistas para que puedas elegir y comer el mejor Roscón de Reyes posible. Son las mías, lo que significa que no son una verdad universal, pero pueden ser una referencia si te pierdes con tanta oferta.roscon_reyes_corte

  • Mesura con el agua de azahar. Este ingrediente es absolutamente característico del roscón, pero eso no significa que deba tener cantidad como para aromatizar un armario ropero. El exceso de agua de azahar significa poco criterio a la hora de medir los ingredientes y puede servir para dejar sensación de roscón en el comensal para que no se fije en las carencias del bollo. Hay formas más sencillas y agradables de potenciar los aromas cítricos de un roscón, como usar bien las rayaduras de naranja y limón.
  • Mejor sin relleno. Vale, esto también es cuestión de gustos, pero creo que la mejor manera de apreciar todos los matices de esa masa esponjosa es hacerlo sin un relleno que en demasiadas ocasiones lleva ya unas horas puesto en el bollo y lo empapa demasiado. Aunque suene inmovilista y refractario a la innovación, me parece innecesario averiguar cómo sabe el Roscón relleno de crema de té matcha o frambuesa.
  • Hazlo tú mismo. Aunque el acabado atractivo de los roscones y el hecho de que solo esté disponibles comercialmente en Navidad (salvo excepciones) puede llevar a pensar que es un producto complejo de hacer, hacer tu propio Roscón de Reyes en casa no es tan complicado. Como toda la cocina casera, el encanto que tiene comer algo que has preparado tú mismo reporta una satisfacción especial. Si, como ocurre en este caso, la receta exige un cierto nivel de pericia, la recompensa es aún mayor.

Cuando haces tu propio Roscón de Reyes controlas en todo momento los ingredientes que utilizas, puedes huir de la fruta escarchada (esto es otra licencia muy personal) y, con seguridad, ahorra  dinero. La cara de admiración y envidia que provocarás en la pareja, hijos, familiares y/o amigos varios también merece la pena.

La tradición más austera circunscribía antaño el disfrute del roscón a la tarde de la víspera de Reyes o al desayuno del propio día de fiesta. Hoy es posible encontrarlos en muchas pastelerías desde el mes de noviembre, y las hay que atienden encargos durante todo el año. Está muy bien que haya esta flexibilidad porque es un bollo muy, muy rico. Aunque a mí me gusta que haya cierta limitación porque, como todo lo que es escaso, sabe todavía más rico cuando es escaso, llegan estas fechas y te das un homenaje.

Compártenos en redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

delantal de Cocina Canela
Cocina Canela vuelve a tu casa
Hemos pasado los últimos meses dándote ideas para cocinar a través de nuestro blog y las redes sociales. Y trabajando en nuevas recetas para nuestros cursos de cocina a domicilio.
Por fin podemos volver a vernos, a cocinar juntos y vivir fantásticas experiencias en torno a la comida.
 
Y para celebrarlo, tenemos un 20% de descuento en tu próxima actividad con Cocina Canela. Infórmate ya sobre nuestros cursos, eventos y experiencias gastronómicas y vuelve a disfrutar de la cocina.
¡Cancelación temporal de cursos y actividades!

Hola a todos.

Ante las dificultades que el actual escenario de pandemia nos plantea a la hora de desarrollar tanto nuestras clases de cocina como el resto de actividades, en Cocina Canela hemos decidido dar un paso a un lado y cancelar por ahora todo nuestro programa.

Seguiremos investigando, desarrollando ideas y, por supuesto, cocinando. Y confiamos en que lleguen tiempos mejores en que podamos compartirlo todo con vosotros.

Mientras eso llega, seguís teniendo el blog de Cocina Canela a vuestra disposición. Aquí encontraréis recetas e información interesante para todos aquellos que, como nosotros, disfrutáis del placer y los beneficios de cocinar en casa.